recetas fáciles y económicas para invitar amigos

Me encanta pasar tiempo con mis amigos, entre risas, charlas,  recuerdos revividos y planes futuros!

Pero este año es diferente. Saben porque? no se muy bien como explicarlo, pero a medida que van trascurriendo los años (ya tengo unos hermosos 32)  trato de huir de los  lugares tumultuosos en los que se me dificulta dialogar. Trato de huir aún más, si es obvio que explotarán de gente en fechas claves. ¿Qué hacer entonces para festejar el día del amigo y disfrutar de ellos?

Optar por la tranquilidad  y organizar nuestro festejo en la comodidad y calidez de hogar, resulta una idea super tentadora. Pero, ¿que cocinar sin que se me valla el aguinaldo en ello? ¿que cocinar sin tener que pedir el día en el trabajo para los preparativos?

Pensando en esto, les dejo 3 de mis recetas fáciles y económicas para invitar amigos si estas pensando en hacer el mismo plan que yo para agasajarlos:

Brochetas: para armar unas rápidamente, podemos usar salchichas, tomates y quesos.

Dips para acompañar con salsas: papas cuña y bastones de zanahorias al horno. (en una placa colocas aceite de oliva, las papas con cascaras cortadas en cuña + las zanahorias cortadas en bastones, pimienta y curcuma – Consejo: salar solo cuando esten ya cocidas y doradas para evitar que se deshidraten)

Pañuelitos rellenos de pollo: deshilacha una pechuga de pollo ya cocida, agrégale choclo, queso crema, un toque de salsa barbacoa y condimenta a gusto. Con esta pasta, rellena tapas de empanada. Lleva al horno con queso para que se gratine.

Espero sus comentarios! ¿Como les gusta pasar a ustedes los días de festejo? ¿Tienen alguna receta de esas que te salvan la vida rapidísimo para pasarme?

Besos, Marcia.

 

 

 

CAMINAR APURADA

Siempre fui curiosa y creativa. Desde pequeña no paré de fundar y fundir empresas.

Mi primer emprendimiento nació luego de unas vacaciones a la playa. Después de perderme en una feria artesanal, volví a casa llena de caracoles que junte con mamá. Mi plan: pintarlos y venderlos en la vereda de casa.

Seguramente a mis vecinos les pareció una acción bastante simpática, por lo que colaboraron con la causa. Esta exitosa pero fugaz empresa me animaría a seguir emprendiendo, y con el paso de los años, fueron muchas las ideas que puse en práctica y fracasaron:

 

> A los 16 años, con 2 de mis amigas fabricamos carteras con telas recicladas, invertimos en un puesto ferial  de  la plaza céntrica de Cipolletti. Estuvimos toda la noche y NO vendimos siquiera una! Emprender no era tan fácil como creíamos!

> Más tarde, con otras amigas de la facultad, fundamos una marca de accesorios. Juntamos nuestros ahorros, viajamos desde La Plata a Once en busca de materia prima y nos pusimos a producir. Esta empresa terminó (pero antes nos enseño que ser socias no es lo mismo que ser amigas) con la mayor parte de nuestra producción siendo robada por la dueña de un local en la que habíamos confiado, dejando nuestros sueños a consignación.

¿Estuve haciendo bien las cosas? NO, definitivamente no.

Estuve CAMINANDO APURADA, sin pensar. Deseaba que todo lo que emprendiera fuero un éxito rotundo en poco tiempo y si no saltaba a la fama rápido, las cosas que salían mal me desmoralizaban.

Con el correr de los años  descubrí que por mas que una corra, se desespere  y quiera todo al instante, LA VIDA ES A MODO SLOW  y las cosas toman el tiempo que toman. MULÍ está por cumplir 4 años. Creé esta empresa sabiendo que  si camino apurada no voy  a llevar lejos.

Encontrar los zapatos adecuados para el camino que deseamos recorrer LLEVA TIEMPO. Los cambiaremos muchas veces. Caminaremos por caminos  imprevistos. Pero si a nuestra meta la tenemos clara, fija y visible, la vamos a alcanzar.

La perseverancia es clave. Los años tienen 365 días que son tuyos. Planificalos sabiendo que pueden no salir según tu plan. No te frustres, VIVILOS.

Besos! Marcia.

PD: Te dejo de regalo un calendario 2017 para que no olvides que cada día vale. Lo descargas, lo imprimís en una hoja A4, lo armas y listo! . DESCARGALO ACÁ.